¿Te boicotea el cansancio?

Accede ahora a la Guía “Las claves para solucionar el cansancio” y averigua lo que no saben los médicos del cansancio de las mujeres

A veces da la impresión que las mujeres estamos siempre cansadas. ¿Hay algo que no está bien en nostras? Fíjate, seguro que esto te suena…

¡Buf! qué agobio. ¿Ahora me tengo que poner a leer todo esto? Con lo cansada que estoy… Y llevo tiempo así. He ido al médico, me han hecho una analítica y parece que todo está bien. Pero mi cuerpo no me responde. 

Me arrastro, estoy tan cansada que los pensamientos me van lentoozzzz. Me siento a ver la tele y no tengo ni fuerzas para apagarla. Me acuesto y me sigo levantando cansada. Y esos libros que leo dicen que me preocupe de mí… ¡Otra tarea más! Mis amigas están igual y no encontramos la solución.”

Seguro que esto te suena: te has sentido así muchas veces y ya no sabes qué hacer. A menudo, lo evidente nos pasa desapercibido, y así ha ocurrido en la medicina.

Hay causas orgánicas de este cansancio, aunque también las hay emocionales.  Ahora  me gustaría hablarte de una causa orgánica, muy, muy frecuente, pero que no se ve, y además,  de fácil solución con una repercusión inmediata en tu salud, a corto y largo plazo. Más adelante te hablaré también de las causas emocionales.

Cuando el médico te hace una analítica, te mira los glóbulos rojos, y la hemoglobina y te dice que todo está normal. ¿Pero sabías que puede haber un déficit de hierro con cifras normales de hematocrito, hemoglobina y glóbulos rojos?

¿Sabías que el déficit de hierro afecta a todas las células del cuerpo, y que el déficit de glóbulos rojos no es lo más importante?

Déjame tu email en el formulario que encontrarás en la parte superior de esta página y te explicaré por qué sucede esto y cuál es la solución.

Cuando te lo haya explicado te darás cuenta de que es obvio, y entenderás por qué hay que ponerle solución. Y además la solución es fácil.