TALLER DE AUTOESTIMA

“A mi el taller me ha aportado muchas cosas, seguridad en mi misma, autoestima, confianza”

 

“Decirte que para mi ha supuesto un descubrimiento de muchas cosas que posiblemente no me hubiera planteado”

 

“También porque me ha dado la oportunidad de mirar más allá, de mirarme a mi misma, y conocerme.”

“El taller ha sido para mi una experiencia muy gratificante. Tema a tema me he ido viendo desde otro punto de vista, un punto de vista más amoroso, donde no me juzgaba con tanta dureza, sino que me veía a mi misma como una singularidad.” 

“He podido mirar de frente mis problemas y mis traumas, con mi madre por ejemplo. Puedo decir “no” sin remordimiento, y desmenuzar mis sueños, incluso reírme de ellos. Gracias por el taller. “

 

Hace más de 25 años que trabajo como psicoterapeuta y quiero ayudarte a que te sientas bien contigo misma, a nivel físico y emocional, a que tomes las riendas de tu vida, a que te quieras.

Taller de autoestima para la mujer es un taller creado para fortalecer la autoestima y  para que la mujer pueda desarrollarse en su máxima plenitud.

El taller consta de 8 pasos, en los que se van viendo diferentes aspectos físicos, emocionales y psíquicos y se van adquiriendo los conocimientos necesarios -junto a la práctica de ejercicios- para reforzar la autoestima mediante el autoconocimiento.

Saber dónde estoy y qué razones me han llevado a estar en ese lugar, conscientes e inconscientes.

Muchas gracias por estar, te invito a que te desarrolles en tu máxima plenitud.

El taller online consta de una introducción y bienvenida más 8 vídeos explicativos. Todo el material está en pdf descargable para que puedas acceder al contenido siempre que quieras.

Realizaremos ejercicios prácticos en los que irás avanzando paso a paso hacia tu salud integral.

Gracias por haber dado este paso, te animo a que realices el taller y nos cuentes tu experiencia.

Algunos testimonios de mujeres que han realizado el taller

“Decirte que para mi ha supuesto un descubrimiento de muchas cosas que posiblemente no me hubiera planteado. Me hace gracia que a mis 66 años esté descubriendo nuevas maneras de interpretar los sentimientos, las palabras, los hechos. “

“A mi el taller me ha aportado muchas cosas, seguridad en mi misma, autoestima, confianza. He aprendido a decir que no cuando es necesario, y a hacerme escuchar. He tomado decisiones que 

en otro momento de mi vida ni me hubiera planteado, como ponerme a estudiar cuando todo el mundo me decía que tenía que trabajar, porque es lo que hay que hacer, y punto. He aprendido a escucharme, incluso cuando no tenía nada que decirme, es decir, que he aprendido a estar en silencio y armonía conmigo misma. “

“El taller ha sido para mi una experiencia muy gratificante. Tema a tema me he ido viendo desde otro punto de vista, un punto de vista más amoroso, donde no me juzgaba con tanta dureza, sino que me veía a mi misma como una singularidad.

También me he dado cuenta de cuantas pequeñas facetas tenemos las mujeres, cuantos juicios pesan sobre nosotras.

He dejado atrás lastres, al ir analizando detalles de mi vida y de mi pasado. He podido mirar desde otro lugar problemas míos. Y ese otro lugar es el de verlos desde un sitio sin juicios ni prejuicios. He sentido que caminaba.

En definitiva, estoy sumamente satisfecha del tiempo dedicado a mi gracias al taller. Muchas gracias, Àngels. “

“El taller me ha aportado herramientas para manejar mi sentimiento de culpa. Para mi el capítulo del sentimiento de culpa ha sido muy importante, quizás por el momento vital que estaba pasando, o porqué era el que más necesitaba. Fue muy valioso para mi crecimiento personal y siento que ha trascendido en sus beneficios y han llegado a mi familia. También porque me ha dado la oportunidad de mirar más allá, de mirarme a mi misma, y conocerme. Me ha ayudado a no juzgarme, a ser yo, a entenderme poco a poco. Me he dado cuenta que con el tiempo he ido aplicando a mi día a día lo que he aprendido en el taller. Me ha facilitado cuidarme. “

“He podido mirar de frente mis problemas y mis traumas, con mi madre por ejemplo. Puedo decir “no” sin remordimiento, y desmenuzar mis sueños, incluso reírme de ellos. Gracias por el taller. “